Que belleza ver esas vibrantes hojas rojas de la flor de navidad. Ésta planta típica de las fiestas nos regala un poco de alegría, en esos días de celebración. Originaria de México, forma parte de todos los jardines de ese maravilloso país.
Lo curioso es que en realidad, la verdadera flor está en el centro del conjunto de hojas rojas. Con ciertos trucos y cuidados podrás mantener esta planta por mucho más tiempo en tu hogar, hasta podría llegar a formar un arbusto de 5 metros si lo tratas con amor.
Ya sea por exceso o falta, suele ser una planta sensible y lo muestra deshojándose. Pero si encuentras su entorno ideal y ambiente preferido, disfrutarás de una compañía que te deleitará los sentidos. Utilizada como flor que ambienta rituales y lugares sacros, se ganó el mejor lugar de nuestro hogar.
 
1- Temperatura
Al ser originaria de lugares de clima tropical, el calor es lo que más le gusta. La temperatura entre 16º y 25º hará que crezca de forma continua sin sufrimiento. Si eres de un lugar de temperaturas cambiantes, deberás encontrarle el sitio que menos fluctuación tenga. Las heladas podrían matarla, en ese caso lo conveniente será tenerla en maceta y resguardarla del exterior. También ten cuidado de que no sufra con las corrientes de aire, disfruta de la ventilación pero no le gusta que se le vuele la melena.
2- Riego
Ésta planta gusta de ambientes húmedos, pero eso no significa que te pases con el agua. Muchas veces entendemos por humedad dejar la maceta llena de agua, provocando el tan temido pudrimiento de la planta. Para evitar ésta catástrofe tendrás que prestar atención en el buen drenaje de tu maceta y sustrato elegido. Dos veces por semana será los ideal en los meses calurosos. recuerda no pulverizar sus hojas porque se mancharán y perderán su belleza.

3- Sustrato
Lo mejor será una mezcla de tierra rica en materia orgánica, turba y un material poroso que facilite su drenaje. Si la tienes en maceta, recomiendo que la abones dos veces al año para que capte al máximo todos los nutrientes y crezca frondosa. El té de plátano y los sobrantes de café son muy buenos fertilizantes para incorporar a tu maceta, úsalos con conciencia para lograr una planta de hojas fuertes y sanas.
4- Aire puro
Ésta planta es muy sensible a los ambientes con aire cargado, el humo del tabaco y los ambientes pesados provocan las caída de sus hojas. Con el tiempo podría afectar el correcto crecimiento de la planta, sino le buscamos un lugar en donde reciba el aire más puro.

5- Poda
Una vez pasado su período de floración será el momento adecuado para realizarle su primera poda. Notarás que sus hojas se volverás verdes, será tu indicio de que es el momento de hacerlo. Con una tijera de podar previamente desinfectada, haz cortes en diagonal hasta dejarla de unos 20 cm. El próximo año estará llena de nuevos brotes de ese rojo intenso tan deseado.
6- Oscuridad
Te comparto un truco que hará que tu flor de navidad explote de hojas rojas. En los meses previos a la floración, coloca tu planta medio día en un lugar de completa oscuridad. En caso de no contar con eso puedes taparla con un recipiente con agujeros para su ventilación, notarás una gran diferencia al aplicar este truco.

7- Trasplante
El momento ideal para realizar el trasplante será en primavera. Elige una maceta de mayor tamaño y realiza nuevamente el sustrato indicado más arriba. Una vez que hagas ésta tarea, solo te quedará regar y dejarla en un lugar fijo para que se aclimata a su nueva maceta.
La entrada Cuidados para que la planta nochebuena no pierda las hojas se publicó primero en Mundo Positivo.

https://elmundopositivo.com/cuidados-para-que-la-planta-nochebuena-no-pierda-las-hojas/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

COMIENZA A COMPRAR EN LINEA

OBTENGA Hasta un 
10% de DESCUENTO!

 ESPEJOS de Tocador Con Luz LED 
close-link